Julio Verne

Retrato de Julio Verne por MiliNacido en Nantes en 1828 y fallecido en Amiens en 1905, Jules Gabriel Verne fue un escritor francés de novelas de aventuras. Es el segundo autor más traducido de todos los tiempos, después de Agatha Christie.

 Considerado uno de los padres de la ciencia ficción, predijo con gran exactitud en sus relatos la aparición de algunos de los ingenios generados por el avance tecnológico del siglo XX, como los helicópteros, los submarinos o los cohetes.

Infancia y primeros años

 Julio Verne era tan aventurero como los personajes de sus novelas, ya que en 1839, a los once años, se escapó de casa para ser grumete en un mercante, pero su padre alcanzó el barco y bajó a Julio. A partir de esa experiencia empezó a escribir historias. En 1846 empezó a escribir prosa.

 En 1847 empezó sus estudios de derecho en París. Ese mismo año escribió una obra de teatro, Alejandro VI. En 1848 fue introducido por en los círculos literarios, donde conoció a los Dumas, padre e hijo. El primero tendrá gran influencia personal y literaria en Verne. En 1849 empezó a trabajar como abogado, a la vez que seguía escribiendo teatro.

 En 1850, a los 22 años de edad, escribió una comedia ligera, Las pajas rotas, que logró estrenar en París gracias a Alejandro Dumas padre, con modesto éxito.

Los viajes extraordinarios

 Su primera obra de ficción científica fue también la primera novela que escribió, París en el siglo XX, la cual fue rechazada por el pesimismo que encerraba. Julio Verne publicó en 1863 el primero de sus 60 Viajes extraordinarios, Cinco semanas en globo. La serie, prolongada durante casi 40 años, incluyó títulos de la talla de Viaje al centro de la Tierra (1864), De la Tierra a la Luna (1865) o Los hijos del Capitán Grant (1867). En el año 1869 aparece publicada en España Veinte mil leguas de viaje submarino (1869), a la que seguirían La isla misteriosa (1874), La vuelta al mundo en 80 días (1873), Miguel Strogoff (1876) y otros muchos títulos. Trabajador infatigable, paralelamente a sus viajes cultivó su primera vocación, el teatro, escribiendo y adaptando algunas piezas para la escena.

Últimos años

Tras las muertes de Pierre-Jules Hetzel, su editor y gran amigo, y de su madre en 1887, Verne comenzó a escribir obras más sombrías, como Robur el conquistador (1886) y Dueño del mundo (1904).

El 24 de marzo de 1905, enfermo de diabetes desde hacía años, Verne murió en su hogar. Fue enterrado en el cementerio de La Madeleine, ubicado al noroeste de Amiens, en cuya tumba se representa a Verne emergiendo del sepulcro, obra del escultor Albert Roze.